LA ERMITA

El centro botánico de Juzbado, ubicado en la vieja ermita de San Miguel, comienzó a andar tras la inauguración que celebraron vecinos y amigos el día 8 de mayo de 2021 y en donde se presentaron en comunidad los trabajos realizados en este inmueble adquirido años atrás por el consistorio.  El acto, estuvo dirigido específicamente a los vecinos y, en particular, a aquellos mayores que desconocían la evolución de los trabajos realizados de los últimos dos años. 

Juzbado Centro Botánico, Ana González Garzo y Augusto Krause
Detalle del arco diafragma que culmina el espacio interior del Centro Botánico.

Juzbado Centro Botánico, Ana González Garzo y Augusto Krause
Vecinos de Juzbado acuden a la presentación de las obras del centro en junio de 2021.

El edificio, antiguo “sitio de San Miguel”, conocido por todos como una panera y, en los últimos tiempos, un lugar abandonado, se ha restaurado íntegramente gracias a la colaboración de entidades como la Junta de Castilla y León, ENUSA Industrias Avanzadas, la Diputación de Salamanca, la Universidad de Salamanca,  El Corte Inglés y fondos propios.  Se trata de un reto de magnitud considerable al encontrarse el edifico en ruinas y con parte de su arco datado en el siglo XVIII apuntalado y prácticamente a punto de colapsar.  En el arco aún se puede leer “esta obra la hizo José Sandoval en el año 1775”. 

La restauración  ha consistido en levantar los muros perimetrales, reforzar los pies del arco para sostenerlo, restaurar el arco en su totalidad y colocar una nueva cubierta.  El edificio cuenta ahora con una calefacción radiante mediante aerotermia y un gran espacio donde albergar el fondo botánico de los Krause.  Asimismo, la ermita cuenta también con una sala aneja con baño y cocina.  El espacio central se divide en dos partes, una a cada lado del arco cenital, y la más grande cuenta con un altillo.  El amueblamiento es obra del carpintero local Óscar Martín que ha hecho un trabajo magnífico para almacenar los más de 3.000 volúmenes de libros y legajos de asuntos botánicos.  El diseño de restauración de la ermita es obra del arquitecto salmantino Emilio Sánchez Gil.