11 de diciembre de 2023

Cardo borriquero

 


Etimología:
Del griego “onos” asno, y “perdein” pedo, por los efectos que producen en las bestias.

Descripción: Planta bianual de hasta 3 m. robusta, tomentosa, ramificada en la parte superior. Tallos amarillentos con alas provistas de espinas de hasta 5 mm. Hojas ovales o lanceoladas de hasta 35 x 20 cm pubescentes, blanco tomentosas por debajo, sinuosas, con 6-8 pares de dientes con espina de 5 a 10 mm. las medias y superiores decurrentes. Flores púrpuras o blancas en capítulos de 3 a 5 cm casi globosos, brácteas del involucro  con espinas de hasta 5 mm. las exteriores revueltas. Frutos de 4-5 mm. gris negruzco con surcos transversales y vilano casi doble de largo con pelos rojizos.

Florece en verano.

Onopordum acanthium  L., Centro botánico, Cardo borriquero
Centro Botánico de Juzbado

 

Comestible

- Los capítulos antes de la floración, quitando las brácteas externas y cortados en cuatro trozos se añaden a ensaladas y se consumen igual que las alcachofas.

- Los capítulos, pétalos y tallos jóvenes se consumen como verdura o hervidos y fritos.

- Los tallos jóvenes se añaden a sopas y se preparan encurtidos.

- La raíz se cocina como la zanahoria.

- Las semillas se comen tostadas, y de ellas se extrae un aceite para cocina.

Etnobotánica

- De los tallos se obtiene fibra textil, yesca y pasta de papel.

- Las lígulas sirven para cuajar la leche.

- Es un buen alimento para los burros, pero no para otras bestias, y les provoca ventosidades, de ahí su nombre de cardo borriquero.

- Los frutos proporcionan aceite para alumbrado.

Medicinal

- Toda la planta en decocción o comida, se considera diurética y estomacal.

- El zumo o las hojas machacadas sirven para las úlceras, son un regenerador de la piel, incluso en casos de cáncer.

- Contiene alcaloides, ácido fenólico, taninos, flavonoides y una saponina.

Anotaciones

- Todos los cardos en general eran muy apreciados para la defensa de las fortalezas, los plantaban para que se pincharan los caballos, de hecho el que nos ocupa se encuentra en los escudos de Escocia y Nymes, pues delató a los piratas daneses cuando pretendían asediarles en la noche.

- En tiempos antiguos, las mujeres tenían la paciencia de recoger el vello, semejante a telarañas, para hilar y hacer telas sutiles parecidas a la seda.

- También servía esa pelusa a modo de gasa en las heridas.

 Ana González-Garzo y Augusto Krause, 2023.