miércoles, 18 de mayo de 2022

DIENTE DE LEÓN


Etimología: Del griego “taraxis” confusión, desorden, y “akemai” curar, en alusión a sus propiedades medicinales.

Descripción: Planta perenne con pedúnculos radicales de 5 a 40 cm. Hojas en roseta atenuadas en la base, con segmentos triangulares enteros o desflecados, peciolo generalmente alado. Flores con lígulas largas amarillas, generalmente con una banda parda, en capítulos de 2,5 a 3,5 cm, brácteas del involucro externas abiertas, oscuras, de margen e interior pálido. Frutos pardos de 2,5 a 3,5 mm espinosos en la parte superior, iguales o más cortos que eL pico, con vilano blanco o rosado.

Comestible:

-Las hojas tiernas en primavera son una excelente ensalada, y se comen en sopas primaverales, quesos blandos, mezcladas en puré de patata y platos de alta cocina.

-Las hojas más adultas se cuecen como verdura.

-Las raíces, crudas o mejor cocidas, se comen en ensalada y preparadas como el salsifí, cuando son viejas se utilizan los extremos. Tostadas y molidas sirven como la achicoria.

-Las lígulas (pétalos) se mezclan en ensaladas, tienen sabor dulce y amargo, se pueden utilizar también enteras.

-Los pedúnculos de las flores tiernos se consumen en ensalada.

-Los capítulos sin abrir y los pedúnculos  se preparan encurtidos, como las alcaparras.

-Toda la planta se puede utilizar para salsas.

-Con las hojas y capítulos fermentados se prepara el “vino de diente de león”.

Etnobotánica:

-El látex es fuente de caucho, fue cultivada en Rusia durante la segunda guerra mundial y desde allí llegaron variedades para su cultivo en la provincia de león con ese fin.

Cosmética:

-Se utiliza la decocción de 40 gr/l de planta entera en baños calmantes y descongestionantes, y para las varices.

-Se ha usado en aceites para el cuerpo.

-El látex tiene propiedades coricidas, sirve para verrugas y erupciones.

Medicinal:

-La raíz y las hojas son un excelente drenador hepato-renal, actúan como diurético, colagogo, laxante suave, depurativo, febrífugo y protector del tejido conjuntivo, siendo útiles además en enfermedades de la piel.

-La raíz es útil en los estados que se benefician con la diuresis (afecciones genito urinarias, gota, obesidad con retención de líquidos)

-Las hojas estimulan los procesos del metabolismo, bajan la tensión arterial y mejoran el funcionamiento del aparato urinario y la vesícula biliar

-La planta es un tónico amargo y estimulante del apetito, y es útil para combatir la hipoacidez.

-Fue muy importante en las curas primaverales y otoñales para eliminar residuos.

Precauciones:

- Está contraindicada en casos de obstrucción de vías biliares (más la raíz). En caso de litiasis biliar el uso debe ser bajo control médico.

- Por las sustancias amargas, al interior puede causar hiperacidez en personas sensibles, que se puede disminuir asociándola con altea.

- Se debe tener en cuenta la acción diurética en personas enfermas o en tratamiento con cardiotónicos o con hipertensión, pues puede provocar descompensaciones.

 Anotaciones:

- Los árabes la cultivaban ya en el siglo XI.

- En el siglo XV se creía que el que se restregara todo el cuerpo con sus flores “sería bien recibido en todas partes”, y no era extraño en esos tiempos ver personas con collares hechos de raíz del diente de león.

- Entraba en el grupo que se conocía como endibias o achicorias salvajes, que llamaron “dens leonis”, diente de león, y “rostrum procinum”, hocico de puerco, por la forma de las hojas. En las antiguas boticas tomó el nombre de “taraxacón”.

UNA RECETA CON EL DIENTE DE LEÓN:

Vino de diente de león

Ingredientes para 4 botellas- 3,5 litros de flores frescas (enteras, quitando lo más posible las brácteas, aunque no importa mucho, y “cogidas el 23 de abril, día de San Jorge”) cortadas con el sol para que estén abiertas, 4,5 litros de agua hirviendo, 2 limones, 1 naranja, 1,4 Kg de azúcar, 1 cucharadita de levadura granulada, 1 cucharadita de nutrientes de levadura para hacer vino (en farmacias), 450 gr. de pasas.

Preparación- Poner las flores en un recipiente grande y cubrirlas con el agua hirviendo, tapar y dejar reposar tres días removiendo cada día. Al cuarto día vaciar en un perolo con la piel de limón y naranja, añadir el azúcar y hervir una hora removiendo de vez en cuando, verter en un recipiente grande no metálico con el zumo y la pulpa de los limones y naranja, dejar enfriar y añadir la levadura y los nutrientes. Cubrir y dejar que repose tres días en un sitio tibio. Colar y embotellar repartiendo las pasas en las botellas, taparlas con corcho o tapón hermético donde fermentará. Cuando el vino esté claro, trasegar.

Desde abril, se puede beber en Navidad, pero está mejor con 6 meses o un año.

Diente de león, Taraxacum officinale , Centro botánico de Juzbado